The Wave Pictures + Lois @ Joy Eslava (19/3/2015)

El ciclo Pop & Dance presentado por Intro Música volvía a la carga este pasado jueves 19 de marzo en la emblemática sala Joy Eslava de Madrid, trayéndonos la parada por la capital de la gira española de The Wave Pictures, que han estado este mes por toda nuestra geografía paseando su nuevo Great Big Flamingo Burning Moon (2015).

No obstante, y allí estaba yo puntual para presenciarlo, abrieron la noche los locales Lois (pasaos por su bandcamp), un dúo bajo-guitarra muy bien armado y compenetrado que nos dio más de un tema para recordar. Un bolo directo, pulcro y pensado sobre un fondo pregrabado de percusión, lo cual, por desgracia, le quitó un poco de magia al asunto. Por encima de las cuerdas, ensoñadoras a lo Beach Boys o cercanas a unos Mujeres más relajados, una voz que evocaba a los momentos más álgidos de los 60 y su grave y sentido rythm 'n' blues, daba el colofón al asunto, que dejó muy buen sabor de boca. Me coloqué bien cerquita del escenario, además, esperando ya a los que serían los animadores de la noche.

Lois

The Wave Pictures subieron al estrado como el que lo hace casi cada noche. Despreocupados, relajados, risueños y envueltos en camisas estivales y atuendos de colores amables. Y, si bien venían con el nuevo material ya mentado, no dudaron en soltar temas dispersos de su muy variado repertorio que, recordemos, cuenta con más de una decena de álbumes editados. Habría que explicar que se trata de una banda más bien peculiar, que sale a tocar sin setlist e improvisa el repertorio. Se trata de una manía muy especial que dota a cada concierto de un aura única. Por ello no fue extraño que empezaran con la genial "Long Black Cars" de álbum homónimo publicado en 2012, perfecta para instaurar un régimen dictatorial totalitarista defensor incansable del buen rollo y el contoneo juguetón. No había espacio para otra cosa. And the long black car roll by / The long black car roll by...



Tomaron un tono más íntimo con la deliciosamente enamoradiza "Sweetheart", en toda dictadura hay una resistencia, pero elevaron el tono con canciones potentes del nuevo disco como "Pee Green Coat" o la propia "Great Big Flamingo Burning Moon". La guitarra jugaba con las caderas del respetado, punteando deliciosas maravillas e insistiendo en el hedonismo por encima de las amigables líneas de bajo. Siempre ayudado por un percusionista extra que tocó varios instrumentos con invariable destreza, el batería pronto adquirió un papel más importante incorporándose en los coros de ese hit que es "Before This Day", perteneciente a su celebrado City Forgiveness (2013). Ese surfero riff salido directamente de la clásica Gibson SG hizo las delicias de los más bailones, ya excitados felizmente en las primeras filas.

Finalmente el batería, al que podéis ver de pie en una de las fotos, se levantó para cantar en un ambiente más calmado "Atlanta", perteneciente a la segunda parte del álbum mencionado unas líneas más arriba. La primera referencia al álbum que les dio un lugar privilegiado en esto del indie, Instant Coffee Baby (2008), fue una "Cassius Clay" cuyos primeros versos siempre me sacan una sonrisa y que, dicho sea de paso, no esperaba escuchar. Tuvieron tiempo también para un repaso a lo que fue su última visita a nuestro país, en la que interpretaron el genial Artistic Vice (1989), de Daniel Johnston. Incluso una baqueta saltó por los aires partida por la mitad en la furiosa exaltación de "I Killed The Monster", llevada al extremo sobre las cajas. 

Fueron picando aquí y allá de su discografía y quedó claro que se la conocen al detalle y saben como hacer que engrasen y combinen bien las canciones. Los lalalás llegaron con otro hit del Instant Coffee Baby, "Friday Night In Loughborough", ya en la recta final de un concierto que nos brindó uno de sus mejores momentos cuando de nuevo el batería se incorporó a las voces para hacer la irónicamente lenta "Now You're Pregnant", tema que de no haber sido sepultado parcialmente por el público hubiera quedado para los anales de la sala madrileña. A continuación sonó una favorita personal, esa escalofriante "Better To Be Loved", con su pegadizo verso y su empeño en calar profundamente. My body is a broken TV / Endlessly playing a flickering picture / Of the boy I used to be.

Antes de un bis que fue lo que peor me supo del bolo, sonó otra sorpresita de la noche que de nuevo me supo a gloria, una "Come On Daniel" (dedicada a mí, por supuesto), acompañada entusiastamente por el público, cuyo sabor de boca final (Let this song / Roll back your eyes...) no me he quitado desde que salí a una noche madrileña templada, casi tropical y empapada de las pinceladas de surferas olas marinas de The Wave Pictures, a pesar de tratarse del tercer mes del año.

Se trató de un show enteramente disfrutable, sin duda para el aficionado al género o sin más para el amante de la buena música. Y por supuesto más aún para el fan de la banda, que tiene en cada concierto una nueva experiencia del todo espontánea e impredecible, con un setlist final que tira a la perfección de todas las referencias de la agrupación al tiempo que deja momentos impagables, electrizantes y vellamente erizantes. The Wave Pictures, quien los pillara para cualquier festi este verano.

Lonely Alv.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Noticias de Festivales

 photo e866cf43-4605-4d64-a8df-bbf41647bf88.jpg

Playlist Mensual

 photo 57107be7-f1d8-458b-9114-31590a19f0a8.jpg

10 copos de nieve

 photo e8521429-2882-4dad-a7e6-6c3f91ec2cbc.jpg

Mitos y leyendas del pop español

 photo 46d17556-8aaa-4515-8de4-68c0d4e50253.jpg

Impulsos y desconexiones

 photo 5ca64118-d063-4b7f-8843-46bfc7d36b79.jpg