In memoriam 2015



Los años se nos siguen escapando y el 2015 ha capitulado dejándonos grandes discos, grandes conciertos y partidas muy dolorosas. Hoy recordaremos a algunos de esos músicos que se han apagado durante los pasados doce meses, pero que permanecerán encendidos en la memoria popular y en nuestros altavoces.

LEMMY KILMISTER


El carismático líder de Motörhead y anterior miembro de Hawkwind nos dejó a los 70 años de edad cumpliendo la máxima de “sexo, drogas y rock & roll” hasta sus últimos días de vida. Durante los últimos meses, las noticias sobre la banda ponían el foco en el frágil estado de salud del bajista y vocalista, pero nadie se esperaba este final, con una nueva gira en la pista de salida y el “Bad Magic” todavía caliente. 

Para el recuerdo nos queda uno de los personajes más míticos y auténticos que nos ha dado el mundo del rock. Lemmy era un auténtico filón de anécdotas, frases elocuentes y canciones que terminaron formando un hipnótico collage sobre la  vida enfocada como rápida y furiosa. La muerte lo encontró frente a una tragaperras, uno de sus mayores vicios, probablemente la pantalla final de su vida pusiera: “born to lose, live to win”.


SCOTT WEILAND


Fue una de las voces más reconocibles de esa magnífica generación de músicos que eclosionaron en Seattle durante los noventa. Representante del grunge más desenfadado con los Stone Temple Pilots y miembro del supergrupo Velvet Revolver, el malogrado cantante coqueteó constantemente con las drogas hasta que una sobredosis acabó con su vida mientras giraba con su última banda Scott Weiland & The Wildabouts.

Lamentablemente, sus adicciones siempre terminaron por ensombrecer sus grandes cualidades como frontman. Una voz prodigiosa (acusada injustamente de copiar a contemporáneos suyos como Laney Stanley o Eddie Vedder) y su electrizante capacidad para movilizar a las masas fueron sus mejores cartas de presentación.


B.B.KING

 
Leyenda de la música en general y del blues el particular. El reconocido como “Rey del Blues” se marchó a los 89 años de edad dejando uno de los vacíos más grandes que la música popular tuvo que afrontar el año pasado. Desde las granjas de algodón de Mississippi hasta el Olimpo de la música, su trayectoria y biografía han sido una de esas que se merecen una película.

Nombre obligado en cualquier ranking de guitarristas, la relación de B.B. King con su querida Lucille (su guitarra) ha provocado la veneración de público, crítica y músicos por igual. A día de hoy es imposible pensar como sería la música actual sin su figura, sin su blues electrificado, sin su influencia en el rock de los sesenta…




BEN E. KING


Si pensamos en el caso de un artista y discografía engullido por el éxito de una canción, probablemente el ejemplo más ilustrativo es el de Ben E. King y su maravillosa “Stand by me”. Cantante de casinos y nightclubs, superviviente de una época donde los cantantes eran intercambiables con su grupo DriftersTodos sus logros parecen pequeños si los comparamos con su obra magna, esa que a día de hoy es la cuarta más radiada de la historia.




PERCY SLEDGE


Estamos ante una carrera musical con muchas similitudes a la de Ben E. King, si antes hablábamos del hit “Stand by me”, “When a Man Loves a Woman” es la canción con la que Percy Sledge rompió la banca.

Miembro del Salón de la Fama del Rock y pionero del country soul, estamos ante uno de los padrinos universales del amor.



EDGAR FROESE
 

El líder fundador de Tangerine Dream fue uno de esos exploradores sonoros que se atrevieron a probar, experimentar y crear dentro de la música electrónica y el krautrock. Sus inicios, a finales de los sesenta, partieron de la música psicodélica y el rock espacial siguiendo las tendencias del momento. Sería Dalí quien le animó a experimentar con sonidos, teclados, sintetizadores y a buscar esos géneros nuevos, lo que le sirvieron para ser considerado como un precursor de géneros como el new age o el chill out.

Con una cantidad ingente de discos a sus espaldas, bandas sonoras de películas y de videojuegos. Edgar nos deja un legado muy rico en diversidad, matices e influencias.


ALLEN TOUSSAINT


Estamos ante uno de los hijos ilustres de New Orleans. Toussaint fue un maestro de maestros, genial compositor, pilar del R&B, venerado pianista, solicitado productor y músico de raza. Su nombre fue solicitado y se ha asociado con músicos y bandas tan grandes como los Rolling Stones, Paul McCartney, The Who, Duke Ellington, Otis Redding, Fast Domino o Elvis Costello entre otros nombres ilustres.

Nos dejó horas después de dar un concierto en el madrileño Teatro Lara, su corazón le impidió seguir paseando las calles de New Orleans por todo el mundo, la ciudad del vudú reclamó a una de sus almas más brillantes.


JOE B. MAULDIN

   
Conocido por ser el bajista de los primigenios Buddy Holly and The Crickets hasta la dramática muerte de su líder. Joe siguió ligado al mundo de la música como compositor e ingeniero de sonido.


JOHN BRADBURY


John fue una de las muertes de última hora de 2015 y que forman parte de la lista negra de estas pasadas navidades. El batería de The Specials nos dejó a los 62 años de edad justo cuando el grupo estaba enfrascado en la elaboración de nuevo material. 


CHRIS SQUIRE


Si hay una cara representativa de la larga trayectoria del grupo progresivo británico Yes, esa es la de su cofundador Chris Squire. El genial bajista no se ha perdido ni un solo disco de la banda a pesar de los numerosos nombres que década tras década entraron y marcharon de la formación.

Considerado como uno de los músicos más importantes de su generación y un virtuoso a las cuatro cuerdas, sus manos se han encargado de tocar maravillosas líneas de bajo como las de Roundabout.





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Noticias de Festivales

 photo e866cf43-4605-4d64-a8df-bbf41647bf88.jpg

Playlist Mensual

 photo 57107be7-f1d8-458b-9114-31590a19f0a8.jpg

10 copos de nieve

 photo e8521429-2882-4dad-a7e6-6c3f91ec2cbc.jpg

Mitos y leyendas del pop español

 photo 46d17556-8aaa-4515-8de4-68c0d4e50253.jpg

Impulsos y desconexiones

 photo 5ca64118-d063-4b7f-8843-46bfc7d36b79.jpg