Euskadi sioux

Ameztoy

Si Dios fuera Absoluto el tiempo no existiría. O lo que es lo mismo, sólo existiría la pintura. Es así que toda pintura es religiosa, o más sencillamente Apocalíptica. Y cuando digo Apocalíptica no me refiero únicamente a la fantasía melancólica del fin del mundo, sino principalmente a lo que el paranoico trata de estructurar en su delirio, esto es: la elaboración de una nueva textualidad, una comunidad psicológica que dé lugar a un dios compañero, y del lado de acá de la realidad. 
 
Porque Apocalipsis significa visión y supone una claridad, y no un trastorno, de la luz, el descubrimiemto o la revelación de la luz que la hipocresía ha enterrado (no por nada era la hipocresía el único y verdadero pecado que reconocía Jesucristo), ya que es por ella, por la luz que viene del otro real y concreto, por lo que se gana o se pierde en el juego de la existencia. Y esta luz que a la realidad le falta es su verdadera manque, la parte no ya maldita, sino mágica, la parte bella y loca que la cultura ha silenciado, porque lo que a esta sociedad le falta es precisamente lo Humano: una verdadera estructura de relación, una subversión del logos o del sujeto, que es lo que en menos palabras supone el mal, o lo que más modestamente se ha venido a llamar una revolución ética o subjetiva. 
 
Y esto porque el sentido último del Apocalipsis es el de la fusión de las letras sobre los cuerpos, la comunión materia-espíritu que es lo que la pintura realiza, por cuanto que su misterio no es otro que el misterio de la Encarnación. Es más, esa extrañeza o radical heterogeneidad que en otro tiempo se llamó Dios, es lo que hoy se ha venido a llamar esquizofrenia, lo que no quiere decir que el esquizofrénico sea el límite del capitalismo, su proletario o su ángel exterminador, sino mucho más simplemente, que todo arte verdadero es esencialmente esquizofrénico. Y más aún la pintura, que, lo mismo que el viaje esquizofrénico, es la respuesta a una situación social de jaque mate, y por ello mismo, como si de una teoría de la venganza se tratase, una alabanza o un homenaje secreto a la ruina. 
 
Y es que como dijera el gran poeta y pintor satanista Blake: "Todo verdadero artista es amigo del diablo", o sino aquello de "Sabe más el ojo que lo que la razón conoce", lo que nos lleva, si es verdad que el ojo es metáfora de Dios, a una nueva filosofía basada en el misterio de la mirada, una nueva filosofía del ojo como clave de un alma que aún está por descubrir, y a cuyas cátedras accedería en principio cualquier camarera.

leer mas

Imagen

“Euskadi Sioux“: Una revista de 1979, de estética fanzinera, en la que participaban autores como Bernardo Atxaga, Iván Zulueta, Juan Carlos Eguillor , Rafael Castellano, Josu Bilbao, Olariaga, Jon Zabaleta, Jon-Gurutze Unzurrunzaga y Vicente Ameztoy. La página web de la revista incluye escaneados a dos resoluciones de los 7 números que se publicaron, y todos los textos de la publicación para facilitar la lectura.

Revista

Imagen

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Noticias de Festivales

 photo e866cf43-4605-4d64-a8df-bbf41647bf88.jpg

Playlist Mensual

 photo 57107be7-f1d8-458b-9114-31590a19f0a8.jpg

10 copos de nieve

 photo e8521429-2882-4dad-a7e6-6c3f91ec2cbc.jpg

Mitos y leyendas del pop español

 photo 46d17556-8aaa-4515-8de4-68c0d4e50253.jpg

Impulsos y desconexiones

 photo 5ca64118-d063-4b7f-8843-46bfc7d36b79.jpg