Corpus en Granada

doblecero

Por aquel entonces vivía un camello en nuestro piso, llegamos tarde al Paseo de los Tristes, cuando el concierto ya había empezado, en el escenario la Lole y la Orquesta de Tetuán interpretaban la Noche maravillosa de la nuba Garibat Al-Hussin. De fondo en las torres de la Alhambra, blincaban las princesas de los velos y Boadid lloraba.
Era el Corpus en Granada.

 

Por Chus Martínez.

Comentarios

Entradas populares